Consejos

Dormitorio de ensueño

Dormitorio de ensueño

Las claves para la decoración de tu pieza principal

Debe ser uno de los rincones más íntimos, personales y favoritos del hogar. Los dormitorios reflejan nuestra personalidad, y ahí mismo habitan nuestros sueños. No tener ideas claras cómo decorarlo puede frustrarnos un poco, pero no te preocupes: aquí te damos algunas claves para crear un ambiente envolvente y relajante. Los colores, el espacio, la posición de la cama, la iluminación, o los accesorios. Todo influye a la hora de crear una identidad…

La cama como eje principal: ¿Cómo empezar a distribuir todo? La respuesta está en ubicar la cama primero, ya que toda la decoración girará en torno a ella. Lo básico es no situar la cabecera detrás ni enfrente de las ventanas, ya que puede molestar la luz. Además, debes pensar en dejar unos espacios al menos 40 cm a los lados para dejar los veladores.

Procura no abusar de la altura de las cabeceras (130 cm de alto es suficiente), la cual puede combinar con el color de las telas de las cortinas. Jugar con cojines de diferentes tamaños también puede generar un detalle único.

Opta por lo simple: Menos, es más…Repoblar tu habitación con adornos solo te hará enemigo de la estética y el confort. Invierte en organizadores, armarios, estanterías y evita el desorden visual con muebles que no sean muy pesados visualmente.

Viste tu pieza con cortinas: Controla la luz y gana privacidad vistiendo tus ventanas con cortinas. Ellas ayudan a conseguir ese toque acogedor en espacios pequeños. Deben ser colocadas unos 30 cm por encima de la ventana y llegar a tocar el suelo sutilmente.

Conéctate con la naturaleza: ¿Qué sería de nosotros sin la madre naturaleza? Adquiere un toque suave con la inclusión de flores o plantas en tu habitación. Dale vida y respiración al espacio. Esto ayuda a que se transmita un sentimiento de felicidad, más saludable y menos artificial.

Analiza la luz: Tener un dormitorio frío y con poca luz solar puede resultar un poco cansador, lo ideal es jugar con colores de textiles claros y cálidos. En otro caso, una buena opción sería optar por tonos relajados como el café, blanco o azul. En tanto, para la iluminación artificial hay que pensar en luces básicas: una en el techo para iluminar con rapidez la habitación, y dos de velador para crear una atmósfera más íntima.

Bien debes saber que la suciedad puede mermar notoriamente la cantidad de luz de nuestra habitación. Por ejemplo, para que la luz natural pueda entrar de mejor forma a través de tus ventanas, puedes limpiar de forma rápida tus vidrios con nuestras toallitas Easy Clean, las cuales también sirven para limpiar tus muebles y superficies dejando un agradable aroma.

Consejos

¡Hagamos la limpieza más fácil para todos!